Invisalign en Madrid: respuestas a las preguntas más frecuentes

El Invisalign se ha convertido en uno de los tratamientos de ortodoncia más populares en nuestro país. Como consecuencia de la gran cantidad de ventajas, y elementos diferenciales, que encuentra con respecto a cualquier otro tratamiento odontológico, nos encontramos ante una de las mejores soluciones en materia de estética dental que vamos a poder encontrar en nuestra clínica de confianza.

No obstante, es precisamente su popularidad uno de los motivos que provocan que haya elegido una gran cantidad de dudas y cuestiones en torno a este tipo de soluciones. Por esta razón, a continuación hemos seleccionado algunas de las preguntas más frecuentes para poder resolver todos los interrogantes con los que cuentes en el momento de colocar el Invisalign en Madrid en tu boca.

¿Cuánto tiempo hay que llevar el aparato al día?

En el caso de que hayas optado por colocarte el Invisalign en Madrid, es recomendable que tengas en cuenta cuáles son las indicaciones de tu dentista a la hora de asegurar el tiempo mínimo en el que se lleva puesto este tipo de aparatos. Cuando nos decantamos por este tipo de soluciones, es fundamental que seamos conscientes del tiempo de uso que se debe llevar a cabo en este tipo de soluciones.

Para que el tratamiento sea efectivo y consiga los mejores resultados posibles, es imprescindible que la persona que está llevando a cabo el tratamiento tenga los alineadores instalados en su boca en torno a 22 horas al día. Este es el único modo en el que se pueden garantizar sus efectos.

Es decir, es conveniente llevarlo durante todo el día. A excepción de las pausas típicas que se pueden llevar a cabo en el momento de comer y de cepillarnos los dientes. De este modo, podemos asegurar en todo momento la máxima eficacia a la hora de garantizar la máxima efectividad.

¿Se puede comer y beber con el Invisalign puesto?

Al contrario de lo que ocurre con el resto de tratamientos odontológicos, la colocación del Invisalign en nuestra cavidad bucal no implica ningún tipo de restricción en la comida y la bebida. En lo que respecta a la comida, el Invisalingn debe ser retirado antes de llevar a cabo la misma. Por lo tanto, el paciente puede comer cualquier cosa con independencia del tratamiento odontológico que está llevando a cabo.

Una situación muy similar a la que podemos encontrar en el caso de la bebida. En este sentido, los expertos recomiendan que únicamente bebamos agua con el aparato puesto. En el resto de los casos, es recomendable retirarlo previamente.

En este sentido, conviene tener en cuenta cuáles son nuestras rutinas diarias a la hora de poder hacerlas compatibles con nuestro Invisalign. En el caso de que tomemos café a menudo, es recomendable que no nos quitemos las férulas de manera constante. No obstante, en este caso tendremos que asegurar nuestra rutina de higiene al máximo. Con el objetivo de asegurar en todo momento el mejor estado posible para nuestro aparato.

¿En qué casos se puede utilizar Invisalign?

El invisalign es un tratamiento de ortodoncia que permiten incidir sobre cualquier caso de alineamiento y de mordida de nuestras piezas dentales. Si bien es cierto que, por sus características, es tenido en cuenta como uno de los tratamientos estéticos más populares de nuestro país, no conviene olvidar su importancia como elemento funcional de nuestra mordida.

Una mala posición de nuestros dientes puede tener un notable impacto en nuestra salud bucodental. Por lo tanto, asegurar la correcta colocación de los mismos es una de las mejores inversiones por las que podemos decantarnos.