Todo sobre la prueba ELISA para enfermedad de Lyme

La enfermedad de Lyme está presente en gran cantidad de personas alrededor del mundo, pero existe algo llamado “la prueba Elisa”, que es uno de los análisis más utilizados para su diagnóstico.

Es necesario señalar que la enfermedad de Lyme es transmitida por la garrapata, y en la actualidad existen métodos de diagnóstico que facilitan una detección más exacta de la infección.

Esto debido a que en ocasiones los síntomas que presentan las personas afectadas por esta enfermedad se confunden con otras dolencias cuyo diagnóstico no es fácil, por lo que se debe acudir a pruebas específicas.

¿Cuándo se hace la prueba Elisa para realizar el diagnóstico?

Para empezar, se debe señalar que los síntomas de esta enfermedad son parecidos a otras enfermedades. Por lo que si tu médico cree que tienes la infección evaluará tus antecedentes de salud y te practicará un examen físico.

Ahora bien, si aún no está clara la presencia de la enfermedad podrá, indicar la realización de este análisis de laboratorio (prueba Elisa) para elaborar el diagnóstico, especialmente en los casos que no esté presente el sarpullido característico que se le llama ojo de buey.

No obstante, esta prueba presenta en inconveniente que será más confiable si han transcurridos varias semanas desde la infección, por lo que puede no detectar la enfermedad en la etapa inicial.

¿En qué consiste esta prueba de anticuerpos?

Específicamente esta prueba llamada ensayo de inmunoadsorción ligado a enzimas, detecta los anticuerpos contra la bacteria B. burgdorferi., es la más utilizada en el diagnóstico de la enfermedad e Lyme.

En ocasiones se acompaña con otro tipo de pruebas, entre ellas la Prueba de inmunotransferencia, que es más específica.

Tratamiento para la enfermedad de Lyme

Se hace necesario señalar que el aspecto más importante para combatir esta enfermedad es la detección temprana, con ello seguramente se logrará una recuperación rápida.

A saber, en el  tratamiento del lyme  lo usual es utilizar antibióticos, aquí te muestro los que se usan con más frecuencia:

  • Antibióticos por vía oral: incluye doxiciclina en el caso que el paciente sea un adulto y amoxicilina cuando se trate de niños y mujeres embarazadas o que amamantan. Se usan en los casos que la enfermedad sea detectada tempranamente.
  • Antibióticos por vía intravenosa: Si la enfermedad está afectando el sistema nervioso central, se recomienda tratamiento con antibióticos por vía intravenosa, lo cual ha demostrado ser eficaz para eliminar la infección.

En definitiva, la prueba Elisa permite, junto al examen clínico elaborar un diagnóstico cierto de la presencia de este padecimiento, lo que conducirá a un tratamiento exitoso de la enfermedad.