Deshazte de los miedos antes de la intervención odontológica

La intervención odontológica es el proceso mediante el cual el especialista realiza una cirugía oral. Su propósito puede ser extraer y desinfectar una pieza dental, obturar una carie, colocar puentes, insertar implantes, entre otros.

La importancia de la odontología ya no es rechazada por los pacientes. Hoy en día, la especialidad goza de la aceptación general y no se niega su papel dentro de la salud. Además, los avances en la creación de materiales han optimizado la calidad de las operaciones bucales al máximo.

A pesar de su reconocimiento actual, los nervios están siempre presentes antes de someterse a un tratamiento dental. Ya sea por los riesgos implicados o el rechazo que este puede generar, no siempre nos sentimos del todo preparados. Aun así, los beneficios que estos procedimientos otorgan son demasiados para renegar de ellos.

Tipos

La intervención odontológica tiene cinco finalidades esenciales, de estas se derivan otras clasificaciones. Los tratamientos pueden ir desde la intrusión mínima hasta la cirugía bucal. Revela cuál se adapta mejor a tu situación y atiéndete con el especialista de tu preferencia.

  • Extracción: Esta consiste en el retiro de uno o varios dientes debido a su deterioro por caries, infecciones, descolocaciones o malformaciones. Al iniciar el proceso el especialista le dará una dosis baja de anestesia para que no sienta dolor durante el retiro del diente. La extracción es de las intervenciones más sencillas de realizar.
  • Empaste: Este procedimiento busca la eliminación de caries a través del uso de amalgamas o resinas. Consiste en la limpieza, relleno, pulido y rectificación final de la obturación. Si no es un caso grave, el paciente no requerirá el uso de anestesia; está será utilizada para afecciones más profundas.
  • Ortodoncia: Se basa en el reajuste de la estructura dental para ajustar sus variaciones, malos posicionamientos y deformaciones. Este tratamiento requiere de una higiene previa bastante alta para que la salud de las encías pueda soportar los puentes.
  • Endodoncia: Las caries profundas exigen medidas más complejas. Este proceso busca llegar a la base del diente para acabar con la caries desde la raíz. Una vez allí, el especialista removerá la pulpa infectada para la colocación de sellado.
  • Colocación de implantes: Los implantes pueden ser removibles o permanentes. Los primeros tienen la ventaja de poder sacarse con facilidad de ser necesario. Por otro lado, los permanentes están creados con un esqueleto de titanio bastante duradero. La inserción de prótesis dentales es de los procesos bucales más duraderos.

No hay porqué guardar tantas reservas ante la intervención odontológica. Siempre que cuentas con un especialista profesional y dedicado, no tendrás nada que temer.