¿En qué consiste un Seguro de vida?

En la actualidad los accidentes deben ser considerados como situaciones posibles en el día a día, por tal motivo la contratación de pólizas de seguros ha percibido un auge ferviente. Uno de los servicios más cotizados en esta área son los seguros de vida.

Estos son contratados en la mayoría de los casos para cubrir los gastos financieros ante el fallecimiento del asegurado, al ser requeridos se establecen los parámetros del mismo; con esto se espera aclarar al cliente todas las condiciones que definen el servicio.

Estas son especificaciones que pueden variar de acuerdo a la aseguradora, motivo por el cuán siempre es recomendable recibir asesoría antes de contratar un servicio en particular; para esto la mejor alternativa es acudir a un corredor de seguros, o a un abogado en seguros.

Contar con un seguro de vida es de gran importancia, ya que al contar con variedad en sus coberturas estos permiten la resolución de diversos problemas; algunos ejemplos de ello son: emergencias medicas, accidentes, fallecimiento e incapacidad.

Coberturas de un Seguro de vida

La garantía de los seguros de vida se orienta para cubrir con los gastos en caso de fallecimiento del asegurado; sin embargo, algunas coberturas adicionales también consideran aspectos como:

  • Casos de Incapacidad absoluta: Se consideran de esta categoría los accidentes o enfermedades que ocurran al asegurado. Puede incluir clausulas excluyentes.
  • Casos de Incapacidad Total: En esta categoría se consideran todos los accidentes que se generen en el asegurado, por el ejercicio de su actividad profesional.
  • Accidentes: Se consideran como tal a todos los agravios que se puedan dar, ocasionando daño físico o perdida material al asegurado. En este escenario se maneja la indemnización doble y triple, a causa de los daños causados; este procedimiento esta sujeto a clausulas establecidas por la aseguradora.
  • Enfermedad: Esta es una garantía que generalmente se ejecuta hasta los 60 años de edad del asegurado; considera el pago del capital contratado por el diagnóstico de alguna enfermedad grave, se consideran como tal las siguientes:
  • Infarto de
  • Enfermedades de las arterias
  • Cáncer.
  • Accidente cerebro-vascular.
  • Insuficiencia
  • Trasplante de órganos

Por otro lado también existen situaciones que pueden ser excluyentes para la ejecución de una póliza de seguro de vida, algunas de las más destacadas son:

  • Rehabilitación.
  • Actos imprudentes del asegurado.
  • Accidentes de tránsito: Se considera excluyentes este tipo de situaciones cuando el mismo ha sido provocado: de forma voluntaria por el beneficiario, el asegurado estuvo bajo los efectos del alcohol o drogas.
  • Actividades de riesgo.
  • Entre otros: Estos pueden variar de acuerdo a la aseguradora contratada.

Si tu seguro de vida incluye la negligencia médica te recomiendo que visites: Qué debo de hacer si me encuentro ante un caso de negligencia médica.