La segunda mano cada dia mas cerca

Hoy quiero hablar de la segunda mano, de lo bien que la gente se lo ha tomado y de la cantidad de personas que le dan utilidad a cosas que otras no quieren. Si echamos un vistazo a internet nos daremos cuenta de la cantidad de sitios que podemos encontrar dedicados a la venta de segunda mano, da igual de lo que se trate bien de electrodomésticos, muebles, ropa, calzado, juguetes coches y hasta piezas de segunda mano de camiones y es que cualquiera encuentra una buena oportunidad para vender y otros para poder comprar, se convierte en un trueque del que todos salen plenamente satisfechos. Desgraciadamente la crisis ha dado lugar a todo esto a que tengamos que vaciar nuestros trasteros y poder ganar a cambio un poco de dinero extra que nunca viene mal, el caso es que al final podemos verlo con otros ojos, darnos cuenta que por ejemplo la batidora que compramos con tropecientos accesorios que tanto íbamos a utilizar y que jamás encendimos nada hace guardada en una caja y que al final se convierte casi en una manera de reciclar y de no tirar cosas casi nuevas que tenemos.

Veámosle el lado bueno a la segunda mano, por ejemplo ahora cuando lleguen las Navidades en las que los gastos se disparan y vemos que un buen empujoncillo no nos vendría mal del todo. Todos queremos tener un detalle con nuestros seres queridos, y nos damos cuenta que entre cenas, fiestas y regalos al final nos falta incluso sueldo, por ello es que la segunda mano por ejemplo en estos casos nos viene tan bien, un desahogo al que le podemos sacar mucho más partido del que imaginamos. Por ejemplo todos sabemos que los niños hacen listan interminables de juguetes para que les traigan los Reyes Magos y seguro que en su habitación tiene muchos que ni mira solo están para quitarles el polvo, pues bien es tan sencillo como ponerlos a la venta, quien nos lo compre lo hace a la mitad de precio y nosotros con el dinero recaudado ya tenemos para hacer frente a la bendita lista de los niños.

Tan solo es cuestión de planteárselo, y de ser un poco más práctica, buscando resultados beneficiosos con los que por supuesto nos demos cuenta que al final salimos ganando, dándonos cuenta que la segunda mano no está tan mal después de todo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *