Consejos para detectar los signos de alergia bucal y recomendaciones para quienes necesitan de prótesis dentales sin metal

Al igual que cualquier otra reacción alérgica, la que produce el metal de las prótesis dentales puede aparecer de manera súbita y agresiva, lo cual permite que el paciente logre determinar rápidamente que algo anda mal. Sin embargo, también hay ocasiones en las que las señales son menos claras, por lo que la búsqueda de una solución puede retrasarse indefinidamente. A continuación, te traemos una breve recopilación de los signos más notorios de alergia junto con algunos consejos con los que podrás ayudarte mientras reemplazas tus viejas prótesis por unas modernas sin metal.

El estado de la mucosa es clave

Por lo regular, el primer signo de alergia es la dermatitis por contacto que aparece en el tejido blando próximo a la prótesis. Cuando esto ocurre, la mucosa reacciona desarrollando sarpullido con comezón, enrojecimiento y aumento de la temperatura en el área afectada. Hay pacientes en los que se producen úlceras localizadas recurrentes o lesiones planas con ardor y comezón. Hay señales menos obvias, como la inflamación leve que no produce dolor, ardor ni picazón.

La coloración es importante

Las personas que requieren prótesis dentales sin metal pueden tener encías con una coloración distinta al resto. Hay casos en que la encía tiene un tono rosado-rojizo o amarronado, o bien, zonas oscurecidas con un tinte ligeramente purpúreo o grisáceo. En estos casos no suele haber comezón, prurito ni inflamación obvia. Hay que prestar atención también a las áreas pálidas, donde puede existir inflamación leve pero constante que no genera mayores síntomas. Por regla general, las encías deben mostrar una coloración rosada suave similar a la del color natural de los labios del paciente.

¿Dolor?

Es muy posible que, en presencia de alergia bucal, se desarrolle dolor superficial al contacto o episodios breves de molestia punzante que ocurre sin ser desencadenado por ningún factor específico y luego desaparece sin dejar rastro.

¿Qué debería hacer?

Lo más importante es eliminar cuanto antes la prótesis y sustituirla por una moderna, pues el organismo del paciente nunca se adaptará al metal y, por ende, esta es la única manera de acabar con el problema. Toma un antihistamínico sin receta que te ayude a reducir las molestias más evidentes mientras programas una cita con un especialista certificado en la aplicación de prótesis dentales sin metal (como los odontólogos de la Clínica Muller en Valencia). Cuando estrenes tu nuevo trabajo, la apariencia de tu sonrisa será inmejorable y los efectos de la alergia serán historia.

Imagen cortesía de https://www.sanar.org/.Todos los derechos reservados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *